Interpretative worlds.
Re-interpreting the World.

Sufrir de no sufrir

De György Sebök supe por uno de los sabios comentarios que la pianista y coach Eliane Lust hizo en su muro de Facebook hará un año. Eliane colgó el comentario de marras con un vídeo de quien fuera su maestro. Yo lo vi y me fascinaron tanto las palabras de György Sebök como la interpretación que hacía del Adagio BWV 564 de Johann Sebastian Bach transcrito genialmente del órgano al piano por Ferruccio Busoni.

György Sebök fue un pianista y gran pedagogo de origen húngaro que impartió clases en la Escuela Universitaria de Música de Indiana desde 1962 hasta su muerte. Nació un 2 de noviembre de 1922 en Hungría y falleció el 14 de noviembre de 1999 en Estados Unidos. A continuación, os dejo una adaptación que he hecho al castellano de lo que el profesor György Sebök dice sobre los sentimientos, sobre la transcripción de Busoni y la música de Bach en este magnífico y emotivo vídeo del canal de televisión Arte:

“Tengo que hacer una confesión. Después de la guerra, hubo un tiempo en el que sufrí por no sufrir. Tenía la sensación de que había inhibido todos mis sentimientos y reacciones ante todo, no solo ante la música. Uno tenía que superar cualquier posible sentimiento, los sentimientos primitivos como el miedo o estar en peligro de perder la vida en muchas ocasiones… El objetivo era no sentir intensamente. De hecho, el objetivo era justo el contrario, era sobrevivir. El precio de sobrevivir era no sentir. Y ese no sentir, más tarde o más temprano, afecta a la propia música. Entonces, después de la guerra, la vida comenzó de nuevo y tenía la sensación de que la música, obviamente, era algo maravilloso, pero yo había perdido la conexión con la esencia. Obviamente, es maravillosa, bella [Sebök toca el piano]. Era un reconocimiento a la belleza y a la grandeza, pero tocar esa transcripción [vuelve a tocar] Y después de la larga toccata viene el adagio … [toca de nuevo] Y, entonces, sentí algo muy extraño: mi garganta, algunas cuerdas que no funcionaban, comenzaron a vibrar…”

Quisiera dedicar la interpretación del maestro Sebok a todas aquellas personas que hayan perdido a un ser querido recientemente. ¡Que vibren las cuerdas en la garganta!

Michael Thallium
Global & Greatness Coach

Reserva tu proceso de coaching aquí

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>